Tengo una Pared

Mi primer trabajo infantil en el colegio se lo definí a la profesora como  «una pared azul». Creo que ya entonces tenía fascinación por las paredes. Las paredes que ocultan unas veces y otras sirven para mostrar. Se cuelga en la pared, o directamente se interviene y pasas a formar parte de ese espacio a dejar tu impronta en él.

En Tengo una Pared desarrollo proyectos a medida a partir del espíritu del espacio y de sus habitantes.

Si tú también tienes «una pared» y una historia que quieres contar no dudes en ponerte en contacto para más información y presupuesto sin compromiso